CANSANCIO, ASTENIA, AGOTAMIENTO O LETARGO

Sintomas del cansancioLos expertos señalan al estrés y a la inestabilidad horaria como decisivos para superar problemas del sueño

El Diccionario de la Lengua Española, define el cansancio como una falta de fuerzas generalizadas que resultan después de haberse fatigado realizando un trabajo intenso.
En este caso se trata del cansancio considerado normal y desaparece después de un periodo adecuado de descanso. También se puede definir como una sensación subjetiva de falta de energía física o intelectual o de ambas.

El cansancio es una respuesta importante y normal tras un esfuerzo físico, tensión emocional, o carencia de sueño. El cansancio también es conocido como astenia, agotamiento o letargo.

Existe un cansancio patológico, anormal y desproporcionado que se presenta sin haber trabajado de forma excesiva, y que es conocido con el nombre de fatiga crónica. La fatiga crónica puede ser el síntoma que delata a un paciente hipotiroideo oculto, porque las personas con esta enfermedad se sienten cansadas, muy cansadas o auténticamente agotadas.

Hay una diferencia importante entre lo que es cansancio y lo que es apatía. El cansancio es cuando se nota que falta energía para hacer un trabajo, a pesar de que exista voluntad de hacerlo, es cuando se siente que el cuerpo no responde.
Por el contrario, la apatía aparece cuando no se tienen ganas de hacer las cosas.

El cansancio se produce por un problema del sistema muscular, y la apatía se produce por un problema del sistema nervioso. Cuando el cansancio aparece al comienzo del día normal, y en el que la persona se encuentra agotada antes de lo normal es lo que puede sugerir alguna enfermedad subyacente.

El cansancio desde la mañana incluso ya al despertarse puede indicar una depresión psíquica. Aunque estos términos no siempre son terminantes. Hay que tener en cuenta que el cansancio se suele presentar en situaciones normales de la vida por causa de aburrimiento, infelicidad, desilusión, carencia de sueño, o trabajo duro.

Para el tratamiento del cansancio se deben estudiar previamente si las causas son las normales de cansancio como son el esfuerzo físico, la tensión emocional, o la carencia de sueño. En este caso se requiere hacer el ejercicio adecuado a cada persona, evitar las causas de la tensión o del estrés, mejorar los ritmos de sueño, etc. Se debe tener una dieta equilibrada y evitar, si se puede, tomar medicamentos que produzcan cansancio (antialérgicos, antihipertensivos, ansiolíticos, diuréticos, etc.).

Si con esas pautas de vida el cansancio persiste se debe acudir a un médico que realizará una historia clínica y una exploración física, que incluirá una atención especial al corazón, pulmones, y glándula tiroidea, le puede realizar unos estudios diagnósticos:

  • Análisis hematológico y bioquímico completo.
  • Estudio de anemia (Hierro, transferrina, etc.)
  • Pruebas de función tiroidea (T3, T4, TSH, etc.)
  • Análisis de orina (http://es.wikipedia.org)

 

Insomnio Familiar Letal (IFL)

Estadísticas

Insomnio Familiar Letal (IFL)

 

Claro que la falta de tranquilidad y descanso no siempre pueden controlarse y es ahí cuando debemos consultar a un médico. Uno de los casos más relevantes en este tema es el llamado Insomnio Familiar Letal (IFL), enfermedad genética transmitida de generación en generación, no existen aún tratamientos que la curen.

El insomnio letal es tan extraño que únicamente afecta a una de cada 33 millones de personas. Incluidas, al menos, nueve familias españolas (40 personas). Esta enfermedad se manifiesta en la edad adulta, normalmente, hacia los 50 años, aunque también puede llegar a veces a los 30 o a los 80, y tiene una duración corta, entre unos pocos meses y unos pocos años.

El ILF se caracteriza por provocar una degeneración del sistema nervioso que termina en un insomnio irreversible de instauración progresiva. No existe tratamiento y el curso de la enfermedad, que aparece en la edad adulta, oscila entre los 9 y los 16 meses.

El insomnio termina por provocar alteraciones graves en el ritmo circadiano, en el estado mental, ataxia, hipertemia, trastornos vegetativos y alucinaciones que llevan al paciente a un coma irreversible y finalmente provocan su muerte.

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puede encontrar más información aquí×